El cúmulo globular Messier 55 con prismáticos de 7×50

Leer el texto en catalán

M55 en la wikipedia

M55 (NGC6809) es un cúmulo globular relativamente fácil con 7×50 porque se ve grande y claro, aunque el cielo no sea muy bueno. Este hecho se agradece, sobretodo en maratón, porque venimos de tres cúmulos más difíciles, M69, M70 y M54.

Primero hemos de situar el objeto a simple vista, visualizándolo al sur de la línea Omega-Tau Sagitario, como vemos en el mapa inferior. Con visualizar, entendemos que nos imaginamos el objeto en un lugar del cielo, aunque no lo veamos. Con ayuda de los prismáticos podemos ir ajustando esta posición de manera que con un poco de práctica enseguida podremos situar exactamente en el cielo muchos objetos sin verlos.

Omega de Sagitario es parte de un asterismo muy vistoso, formado por estrellas de magnitud cuatro, que se ve a simple vista al este de la tetera.

En el mapa inferior, vemos que el cúmulo está más o menos bajo el punto medio entre Omega y Tau, un poco hacia el este. En el mapa hemos dibujado con un triángulo verde esta primera aproximación. El norte está arriba y el este a la izquierda.

Con un triángulo amarillo hemos dibujado la posición en relación a Tau y Zeta de Sagitario, las estrellas de la base del asa de la tetera. Vemos que M55 y estas dos estrellas forman un triángulo isósceles bastante alargado. Dentro de este triángulo amarillo están las estrellas que nos permitirán llegar al cúmulo desde Tau y Zeta, aunque es posible que al poner los 7×50 siguiendo la aproximación a simple vista con los dos triángulos veamos M55 a la primera.

Una vez pasado M54 viniendo de M70, hemos de hacer un giro radical para ir hacia M55. Este gesto nos puede engañar bastante, pensando que estamos bajando, pero realmente M54 y M55 estan casi a la misma declinación. El efecto es debido a que la tetera de Sagitario está muy girada hacia el oeste.

Con 7×50 veo M55 grande y claro, aunque poco luminoso. No le veo gradiente. Es un objeto que una vez has pasado por encima con los prismáticos, ya se encuentra siempre de manera inconfundible. Creo que lo encuentro rápido sobretodo porque lo veo grande.

Debajo, los mapas mudo e interpretado con la estrategia de búsqueda cuando el cielo es muy malo. Si el cielo es bueno, lo encontraremos con sólo la aproximación a simple vista. El norte está arriba y el este a la izquierda.

El itinerario sigue una línea perpendicular a la base del asa de la tetera, formada por Tau y Zeta. Si ponemos Tau y Zeta en el borde del campo, hemos de pasar cuatro figuras y llegar a un triángulo, lo hemos dibujado en verde.

Saliendo de Tau y Zeta encontramos primero un par de estrellas muy claro, otro par y luego una línea en ángulo formada por tres estrellas. A continuación vemos un ángulo que incluye dos estrella gemelas muy juntas y un poco más débiles.  Si ahora desplazamos un poco los prismáticos ya aparece el triángulo de referencia y enseguida, sin ninguna dificultad, veremos el cúmulo. Al otro lado de M55 veremos dos estrella brillantes, M55 está entre las dos estrellas y el triángulo anterior.

Podemos terminar el itinerario observando el magnífico asterismo que incluye a Omega de Sagitario. Si bajamos los prismáticos veremos que se ve a simple vista. Nos será útil porque siguiendo la línea M55-asterismo, llegaremos más arriba a M75, el siguiente objeto en la maratón Messier.

 

En el blog Cuaderno de observación hay un artículo sobre la localización de M55 con 15×85.

 

En la página Secuencia 6.1: objetos, de la web Maratón Messier de memoria, está explicado el encadenamiento de las localizaciones de este cúmulo con las de los otros objetos de la secuencia de la maratón.

Anuncis