Text en català

EDIN-Mapa-Seq-5-1-color-tots-els-noms-1024px

La secuencia 5.1 es: M5-M13-M92-M57-M56-M29-M39-M27-M71

 

Debajo, el mapa para visualizar a simple vista el itinerario. Antes de buscar los objetos con los prismáticos, hemos de visualizar su posición a simple vista aunque no conozcamos exactamente su posición ni los veamos realmente. Una vez visualizado el itinerario empezamos a localizar los objetos con la ayuda de una guía o un planisferio virtual.

Cuando empecemos a practicar no tiene demasiada importancia que en la visualización nos equivoquemos en la posición de los objetos. Se trata de dibujar en el espacio el gesto, la danza del encadenamiento de los objetos, que haremos en el itinerario.

Con la palabra visualizar nos referimos no a ver los objetos realmente sino a imaginarlos.

Mirando a Vulpecula y Sagitta hemos de poder visualizar a simple vista la posición de M27 y M71. La primera vez que lo hagamos veremos que al poner los prismáticos nos habíamos desviado un poco, o mucho, de la posición real de los objetos, pero poco a poco, la interacción entre el dibujo de las secuencias que hacemos a simple vista en el cielo y el dibujo que hacemos con los prismáticos irá uniendo los dos itinerarios, el visualizado y el observado. Cuando consigamos esta unión, los objetos pasarán por nuestra vista sin buscarlos porque habremos interiorizado el gesto de la secuencia.

 

Una vez avanzadas las secuencias, en la 5.3, veremos que cuando busquemos M15 a simple vista, la línea de referencia Baham-Enif en el Pegaso, no solo nos llevará al gran cúmulo de Pegaso sino también a la punta del Delfín y a M27. Este tipo de trabajo nos permitirá entretejer una secuencia con otra para ir construyendo nuestro mapa mental de la esfera celeste completa.

 

La secuencia tiene solo nueve objetos, podemos visualizar el itinerario en unos diez segundos, o en veinte, y sería interesante poder hacerlo diez veces seguidas.

El proceso es: visualización a simple vista-localización precisa de los objetos-visualización a simple vista-localización precisa de los objetos-etc.

Este aprendizaje, fácil, pero que requiere un mínimo de concentración y de repetición, es el que construirá nuestro mapa mental del cielo, una estructura que nos permitirá situar otros objetos, NGCs, ICs, Bs, LDNs, LBNs, Sh-2s, etc., en relación a los de la secuencia.

 

En el mapa que sigue, con el norte arriba, vemos la posición de los objetos respecto a las constelaciones.

En la página Secuencia 5.1: introducción hay información detallada sobre la situación de la secuencia en la etapa, el encadenamiento de la serie, la localización en la galaxia, la memorización, y una serie de mapas ecuatoriales y galácticos de la secuencia.

Haciendo clic en el mapa accederemos a la página de introducción de la secuencia. También podemos acceder a ella a través de los enlaces rápidos del final de la página, la botonera es común a las diez páginas de la etapa.

EDIN-Mapa-5-1-color-amb-noms-ull-nu-1024px

 

Podemos ver la situación de los objetos de la secuencia en la galaxia haciendo clic en el mapa siguiente.

Mapa-galactic-5-1-600px

 

Además de la página de localización de los objetos, que es de tipo general, en el blog Cuaderno de observación vamos anotando la localización detallada de los objetos con 7×50 y 15×85. De forma paralela a la web, construimos el Cuaderno al ir avanzando en la comprobación de los apuntes que vamos pasando a la web.

En la página Secuencia 5.1: localización con telrad están los mapas para ese buscador.

En el  0-facebook1  vamos anotando los enlaces a los nuevos artículos del Cuaderno de observación.

La estructura de la m3, que puede parecer complicada, está explicada en el primer cuadro de la página Maratón Messier de memoria.

En el bloque Perspectiva galáctica se explica la localización de los objetos desde un punto de vista galáctico.

 

M5

5-1-M5-600px

Para localizar el cúmulo globular M5

1.  A simple vista, con ayuda del planisferio virtual

– Localizamos Arturo (-0.05)
– Localizamos Zeta Bootis (3.78)
– Desde Arturo, seguimos la linea Arturo-Zeta Bootis (sudeste) entre tres y cuatro veces, y llegamos a Mu Serpentis (3.54)
– Buscamos el punto de la linea que está a dos veces y media la distancia Arturo-Zeta Bootis, saliendo de Arturo.

2.  Sin dejar de mirar ese punto, ponemos los prismáticos entre los ojos y el punto. El cúmulo globular M5 aparecerá fácilmente en el lado sur de la línea Arturo-Mu Serpentis. Es un objeto fácil. M5 y el siguiente M13 son dos de los cúmulos globulares más brillantes del cielo y dos de la joyas del cielo de verano.

3. Cuando digamos localizado, bajamos los prismáticos y subimos inmediatamente a simple vista hacia el NE para encontrar el trapecio de Hércules. Nos hemos de marcar un patrón puramente conductivista que haga que al decir localizado los ojos se dirijan directamente hacia el siguiente objeto. Estamos haciendo un ejercicio de encadenamiento, la relajación llega tras ver M71, al terminar la secuencia. Localizado no significa acción terminada, significa inicio de la siguiente.

 

En el blog Cuaderno de observación hay un itinerario para llegar a M5 desde Yed Prior-Yed Posterior y Mu Serpentis con prismáticos de 7×50 y otro artículo con 15×85.

 

M13

Cuando tengamos M5 centrado y digamos localizado, automáticamente hemos de bajar los prismáticos, buscamos a simple vista la posición del cúmulo globular M13, ponemos los prismáticos, hacemos M13 y M92, bajamos los prismáticos y a simple vista buscamos Lira. Si al pasar por M13 lo vemos a simple vista, lo saltamos y vamos a M92. Si vemos los dos, los saltamos y vamos a Lira, puesto que el objetivo es la localización rápida de los objetos para construir intuitivamente un modelo mental potente de la esfera celeste.

Dos esferas concéntricas se pueden sincronizar a partir de un solo punto en cada esfera. El Sol o la Luna son ese punto. Un objetivo puede ser construir una esfera mental lo suficientemente potente como para poder visualizar poco a poco las posiciones de los objetos durante les horas de luz de día, sin verlos, a partir de la posición del Sol o de la Luna.

 

Para localizar el cúmulo globular M13

Debajo, posición de M13 a simple vista: desde M5 bajamos los prismáticos, visualizamos M13 a simple vista y ponemos los prismáticos.

5-1-M13-ull-nu-600px

Debajo, mapa de localización de M13 con prismáticos. Los círculos son de dos y cuatro grados.

Si nuestros prismáticos tienen cuatro o cinco grados de campo, cuando ponemos la estrella del norte del trapecio de Hércules en el borde norte del campo de visión de los prismáticos, tendremos el cúmulo globular más o menos centrado. Es un objeto que se ve con frecuencia a simple vista y que por tanto resulta muy fácil.

5-1-M13-telrad-600px

Desde M13 podemos saltar a M92 bajando los prismáticos o sin bajarlos, pasando por Eta y Pi.

En el blog Cuaderno de observación, paralelo a esta web, hay un artículo más detallado sobre la búsqueda de M13 con prismáticos de 7×50 y otro con 15×85.

 

M92

Una vez localizado M5 el objetivo es ir a buscar Lira pasando por M13 y M92.

Venimos de M13 por el que hemos pasado rápido, sin bajar los prismáticos localizamos el cúmulo globular M92, bajamos los prismáticos i saltamos a simple vista a Lira.

Esta zona es muy fácil y puede ser interesante entrenarla de maneras diferentes para tener soltura. El objetivo es poder pasar por ella rápido, intuitivamente, porque al ver las estrellas de campo sin querer ya sabemos dónde estamos y a dónde ir.

Cada observador debe encontrar sus propias estrategias, debajo mostramos tres de diferentes.

 

Para localizar el cúmulo globular M92

Debajo, mapa para localizar M92 viniendo de M13 sin bajar los prismáticos, norte arriba. Los círculos son de cuatro grados como el círculo exterior del telrad. Unos prismàticos de 15×85 tienen entre tres y cuatro grados, unos de 10×50 unos 6.5 y unos de 7×50 entre cinco y ocho grados, aproximadamente.

Primer paso: centramos el campo en el punto medio entre Eta y M13. Nos movemos hacia el este (izquierda en el mapa) perpendicularmente a la línea Eta-M13. Encontramos muy fácilmente el campo de Pi i Rho. Repetimos el gesto varias veces este-oeste-este-oeste para a recordar bien el campo.

5-1-M92-telrad-A-600px

Segundo paso: desde Pi y Rho subimos oblicuamente para encontrar un doblete muy brillante. Una vez centrado, podemos movernos circularmente por los tres campos: el de Eta-M13, el de Pi-Rho y el del doblete. Podemos hacerlo tres o cuatro veces seguidas rotando a derecha e izquierda. Con este sistema, en unos días, cuando pasemos rápido por el campo lo reconoceremos al instante.

5-1-M92-telrad-B-600px

Tercer paso: desde el doblete, saltamos al NE, a M92. Para practicar, podemos hacer las rotaciones o zigzags incluyendo el campo del cúmulo.

5-1-M92-telrad-C-600px

Debajo, dos mapas con el norte arriba con otras dos maneras de llegar a M92 visualizándolo a simple vista.

Buscamos a simple vista Pi (3.16) y Rho (4.15). Visualizamos el cúmulo en la línea perpendicular a la que une Pi i Rho. Subimos una distancia un poco más corta que la que separa Pi y Eta, dejando a la derecha la brillante (5.07) del doblete.

5-1-M92-ull-nu-600px

Debajo otro sistema a simple vista:

  • buscamos Zeta
  • buscamos el punto medio de la línea Eta-Pi
  • visualizamos la línea que sube desde Zeta y pasa por ese punto medio
  • pasamos la brillante del doblete
  • visualizamos el cúmulo al doble de distancia de la línea Eta-Pi al doblete, o al doble de distancia de Zeta a la línea
  • sin dejar de mirar ese punto, ponemos los prismáticos entre los ojos y el objeto: localizado

5-1-M92-ull-nu-bis-600px

Una vez localizado buscamos la Lira a simple vista.

 

M57

Llegamos a Lira a simple vista. Ahora tenemos dos opciones entre otras, continuar con los prismáticos o utilizar otro instrumento de mayor potencia, unos prismáticos mayores o un telescopio. La ventaja de continuar con prismáticos, los mismos o unos más potentes, es que mantendremos la posición real del campo, sin giros ni inversiones.

Cuando reconozcamos M39 a simple vista, podemos hacer el resto de secuencia con el mismo instrumento más potente, primero 56-29, luego M39 a simple vista y terminar con 27-71.

 

Para localizar la nebulosa planetaria M57

Esquema siguiente, norte arriba, vamos a simple vista al rombo de Lira, buscamos el centro de la línea Beta-Gamma Lyrae, las dos estrellas del rombo más alejadas de Vega. En medio visualizamos M57. Cuando estamos haciendo esta observación a simple vista podemos ya fijarnos que más allá en esa misma línea está Albireo. Entre el rombo de Lira i Albireo encontraremos M56. Más allá aún, encontraríamos M27 en la misma línea, pero en nuestro itinerario, visto M57 y M56 paramos en Albireo para girar hacia el norte, hacia Deneb, pasando por M29.

5-1-M57-56-ull-nu-600px

Esquema siguiente, con el norte arriba, con prismáticos centramos la línea Beta-Gamma Lyrae. Cuando preparemos el objeto, hemos de buscar referencias para encontrar luego rápidamente la nebulosa planetaria M57 que está al sur de la línea.

Encima de la línea Beta-Gamma hay dos estrellas de 8.7 que hacen triángulo con M57. Veremos el objeto pequeño o muy pequeño, como una estrella difuminada. Cuando lo hayamos trabajado un poco, al pasar por el campo ya reconoceremos rápidamente que no es una estrella y que tiene forma circular. Al sur hay un triplete de estrellas muy evidente que nos marca la altura del objeto en la línea Sheliak (Beta)-Sulafat (Gamma).

Podemos poner un filtro UHC u OIII entre el ojo y los prismáticos o el ocular del telescopio, pero no es imprescindible en la tarea de localización rápida que estamos realizando, ya que las estrella de campo se distinguen muy bien y no hay problemas para encontrar el objeto sin filtro.

5-1-M57-15x85-600px

Debajo, con telrad la localización es muy rápida, ponemos el círculo de dos grados de manera que Beta y Gamma queden en la parte este del círculo y tendremos M57 centrado.

5-1-M57-telrad-600px

 

M56

M56 es un cúmulo globular que se encuentra fácilmente entre Gamma Lyrae i Albireo gracias a dos asterismos muy fáciles de ver.

Para localizar M56

Debajo: a simple vista localizamos el cúmulo en la línea entre las dos estrellas, un poco descentrado hacia Albireo.

5-1-M56-ull-nu-600px

Es muy fácil de encontrar porque al lado tiene un asterismo en forma de V o de símbolo de raíz cuadrada invertido. Además M56 es el centro de otro asterismo formado por cinco estrellas en forma de rectángulo o trapecio que también podemos visualizar como una X. La estrella grande y nebulosa central de la X no és una estrella, es el cúmulo globular.

Este asterismo es muy evidente cuando pasamos rápidamente con los prismáticos por el campo. La línea Gamma Lyrae-Albireo nos lleva de Gamma a Albireo pasando por M56, pero más allá de Albireo nos lleva directamente a M27, pasa por el norte del Delfín y llega a M15 y a Enif, en Pegaso. En dirección contraria nos llevaría a M92.

5-1-M56-prismatics-600px

Debajo, detalle de los dos asterismos, una V muy grande y una X o una cajita. En el centro de la X, M56.

5-1-M56-asterisme-600px

 

M29

Ante todo hemos de visualizar el campo a simple vista, va bien empezar en Vega, la lucida de Lira, ya que estamos practicando encadenamientos. Visualizamos la posición de M57, el asterismo en V, la X y M56, llegamos a Albireo y giramos hacia Sadr (Gamma Cygni), el punto de cruce de los dos líneas de Cisne. Visualizamos M29 un poco al sur de Sadr.

M29 está muy cerca del plano galáctico, aún en el hemisferio norte galáctico.

 

Para localizar M29

El cúmulo abierto M29 es pequeño, con instrumentos de pocos aumentos veremos ocho o diez estrellas muy brillantes que destacan del resto del campo y que están alineadas en dos curvas que se separan, cual alas de mariposa. Podemos ver muchas estrellas ya que estamos en pleno plano galáctico pero hemos de saber discriminar rápidamente esa forma. También puede parecer un gran intercambiador de calor de central nuclear o térmica, la Cooling tower.

Es posible que la primera vez que busquemos el objeto nos cueste discriminar esa forma pues el conjunto es minúsculo. Una vez conocido lo encontraremos rápidamente cada vez que pasemos por el campo pues aunque pequeño, es brillante y vistoso.

M29 está en la punta de una cadenita de estrellas alineadas en la dirección de Sadr.

5-1-29-prismatics-600px

 

M39

M39 es un cúmulo abierto cercano, grande y fácil de localizar que normalmente se ve a simple vista si el cielo es bueno. Hemos atravesado el plano galáctico y estamos en el hemisferio sur de la Galaxia.

Con instrumentos pequeños, ideales en este caso, veremos el cúmulo abierto como una veintena de estrellas muy brillantes agrupadas en forma de triángulo.

 

Para localizar el cúmulo abierto M39

Es fácil de encontrar porque está en el centro de la línea que va desde Deneb hasta el rombo de Lacerta. Además, entre Deneb y M39 hay una serie de lineas de estrellas de magnitud cuatro y siete (63 Cyg de mag 4.56; 59 Cyg de 4.74; 55 Cyg de 4.81, etc.) que pueden hacer que según lo miremos M39 sea una medusa y las líneas de estrellas sus tentáculos. Según cómo, también se puede visualizar como una cascada que sale de M39 y va hacia Deneb.

Entre Deneb y M39 hemos atravesado el plano galáctico, que pasa justo por el Pelícano y la Norteamérica. Saliendo de Deneb las encontraremos colgadas al sur de la línea Deneb-M39. Posiblemente podamos localizar la posición de NGC7000 a simple vista o con prismáticos. El golfo de México es relativamente fácil con prismáticos si el cielo es bueno.

5-1-39-7x50-600px

M39 hace triángulo con dos estrella de Cisne, Pi-02 Cyg de mag 4.23 y Rho Cyg de 3.98. Estos tres objetos también se pueden visualizar como un romboide si añadimos al norte Pi-01 Cig de 4.69 que en el dibujo aparece medio escondida tras la línea del círculo rojo.

5-1-39-triangle-600px

 

M27

Con M39, M27 y M71 nos mantendremos en el hemisferio sur galáctico hasta terminar la secuencia. Una vez terminada, volveremos a cruzar la línea del plano galáctico hacia el norte para localizar los nueve cúmulos globulares de Ofiuco y Escorpión de la secuencia 5.2.

 

Para localizar la nebulosa planetaria M27

M27, la nebulosa planetaria de Vulpecula está en una línea que va desde Gamma Cygni hasta el rombo de Delfín. Por tanto, a simple vista primero hemos de ir de M39 a Albireo y luego buscar el punto medio entre Albireo y el rombo de Delfin. Luego corregiremos un poco esa posición.

En el mapa que sigue, con el norte arriba, vemos la línea. Una parte ya nos es conocida: Gamma Lyrae, M56, Albireo. Si continuamos en la misma dirección llegamos a 13 Vulpecula, pasamos por M27 y llegamos al rombo del Delfín. Más allá iríamos a M15 y Enif, en Pegaso. Hemos de visualizar a simple vista la posición de M27 en esa línea, a la altura de la perpendicular de las plumas de la flecha de Sagitta.

5-1-27-ull-nu

Cuando venimos de Albireo con prismáticos hay un asterismo que nos avisa que estamos a punto de llegar a M27. Es un triángulo muy evidente que recuerda una funda cerrada de cuero como las de los revólveres Colt de los westerns americanos. La lucida de ese triángulo es precisamente 13 Vulpecula.

Con prismáticos podemos hacer varias veces la línea en zigzag para mejorar la soltura: Gamma Cygni, asterismo en V y en X, M56, Albireo, asterismo en funda de pistola con 13 Vul, M27, rombo de Delphinus, M27, asterismo en funda de pistola, Albireo, M56 en la X, asterismo en V, Gamma Cygni, M57.

Como podemos observar en el mapa, M27, Albireo i Coathanger, la Percha, forman un triángulo equilátero. La Percha se ve a simple vista y 13 Vul también.

5-1-27-tris-600px

M27 es un objeto que agradece que utilicemos un filtro nebular puesto entre el ojo y los prismáticos. Podemos probar distintas ventanas de frecuencia y marcas, para ver cuál nos gusta más.

 

M71

El cúmulo globular es muy fácil de localizar.

 

Para localizar el cúmulo globular M71 de Sagitta

En el mapa inferior, si visualizamos Flecha como un asterismo de cinco estrelles, tres en el astil y dos en la base de la pluma, el cúmulo está entre las dos estrellas centrales, un poco desplazado del eje hacia el sur.

Hasta 20x lo veremos con aspecto nebular, de bola difusa muy pequeña. Con 30x ya se ve muy claro.

5-1-71-600px

5-1-71-7x50-600px

 

Todos los objetos de la secuencia 5.1 se pueden localizar con prismáticos, pero si no los hemos visto nunca es mejor prepararlos primero con instrumentos de 20 o 30 aumentos o más, y luego localizarlos con prismáticos, teniendo en cuenta las cambios de posición relativa, giros, inversiones, que causan los diferentes tipos de instrumentos.

 

Una vez visitado M71 volvemos a atravesar el plano galáctico hacia el norte para visitar los nueve cúmulos globulares de Ofiuco y Escorpión.

Volver arriba

Enlaces rápidos

0-Botonera-Etapa-5-castella

0-Botonera-5-1-intro-castella  0-Botonera-5-1-objectes-castella  0-Botonera-5-1-telrad-castella

0-Botonera-5-2-intro-castella  0-Botonera-5-2-objectes-castella  0-Botonera-5-2-telrad-castella

0-Botonera-5-3-intro-castella  0-Botonera-5-3-objectes-castella  0-Botonera-5-3-telrad-castella

0-Botonera-Etapa-6-castella  0-Botonera-Etapa-4-castella

0-Botonera-BLOG-castella

0-facebook1

Página creada en septiembre de 2016

Página revisada el 9 de octubre de 2016