El cielo de día de las mañanas de primeros de diciembre

Text en català

El Sol está en Ofiuco, que tenemos acostado entre el sudeste y el sur. El Sol cada año pasa en esta época por el norte de Antares y por debajo de la caseta de Ofiuco.

Si miramos hacia el Sol, encima y a la izquierda tenemos Ofiuco y a la derecha Escorpión, que aún tiene la cola bajo el horizonte. A lo largo de la mañana irá subiendo la cola y aparecerá Sagitario tras el Sol.

Encima de Ofiuco visualizamos Hércules, que a mediodía estará en el zenit mientras el Sol pasa el meridiano.

Sobre el este está la Lira y más allá, entre este y nordeste, el Cisne.

cel-de-dia-mati-desembre

Al sur, a media altura, a unos cuarenta y cinco grados, podemos visualizar Virgen y encima Boyero, que antes del mediodía habrá pasado el zenit.

Sobre el horizonte oeste va bajando el León y se está poniendo Cáncer.

La eclíptica pasa cerca de M80, entre M9 y M19, y se va hacia M20. A finales de mes el Sol pasará muy cerca de M22.

Con los ojos cerrados quizá lo visualicemos mejor.

Anuncis

El cel de dia dels matins de primers de desembre

Texto en castellano

El Sol és a Ofiüc, que tenim tumbat entre sudest i est. El Sol cada any en aquesta època passa pel nord d’Antares i per sota de la caseta d’Ofiüc.

Si mirem cap al Sol, a sobre i a l’esquerra té Ofiüc i a la dreta Scorpí, que encara té la cua amagada sota l’horitzó. Al llarg del matí anirà pujant la cua i apareixerà Sagitari darrere del Sol.

A sobre d’Ofiüc hi visualitzem Hércules, que al migdia serà al zenit mentre el Sol passa el meridià.

A sobre de l’est hi ha Lira i més enllà, entre est i nordest, el Cigne.

cel-de-dia-mati-desembre

Al sud, a mitja altura, a quaranta-cinc graus, podem visualitzar Verge i a sobre Bover, que abans del migdia haurà passat el zenit.

A sobre de l’horitzó oest va baixant Lleó i ja s’està ponent Cranc.

L’eclíptica passa prop de M80, entre M9 i M19, i se’n va cap a M20. A finals de mes el Sol passarà a tocar de M22.

Amb els ulls tancats potser ho visualitzarem millor.

El cielo de mediodía de primeros de noviembre

Text en català

20161006

 

A primeros de noviembre el Sol está en Libra, sabiéndolo es fácil visualizar el cielo que nos esconde la atmósfera iluminada por el Sol cuando está en el meridiano local de Lleida y Àger.

El Sol ya està bastante bajo, a solo un tercio de la altura del cuadrante del meridiano.  Justo detrás del Sol está Libra y encima Bootes, pero hemos de levantar mucho la cabeza ya que está cerca del zenit. Arcturus culminará a más de dos tercios de altura del cuadrante sobre el horizonte.

Con estos datos ya podemos visualizar esta línea sur. Dividimos el arco horizonte-zenit en tres partes y vemos Arcturus al doble de altura del Sol. Del horizonte al Sol, unos treinta y pico grados, del Sol a Arcturus otros treinta y pico más, y a noventa el zenit.

Donde ahora está Bootes, en una hora estará Corona Borealis. Una hora más y la reemplazará Hercules.

Bajo el Sol, hacia el horizonte están Lupus y Centaurus.

Volvamos a mirar hacia el Sol, a la misma altura pero hacia la derecha está Virgo y aún más hacia la derecha, sobre el oeste, Leo.

Si ahora vamos hacia la izquierda, al SE visualizaremos Ophiuchus a la altura del Sol, a unos cuarenta o cincuenta grados a su izquierda.

Bajo Ophiuchus, la Vía Láctea subiendo con Sagitario y Escorpión, con la cola aún escondida pero ya mostrando el aguijón. Al SE, de la tetera solo vemos la tapa y la boquilla, el resto irá subiendo con las horas.

Al este, a la altura del Sol, a unos treinta y pico grados, la Vía Láctea de la zona de Sagitta, Vulpecula y la cabeza de Cygnus, que se extiende más allá del este. Desde el sur hacia aquí, la Vía Láctea sube, al llegar a Cygnus se va hacia el norte, hacia Perseus en el horizonte.

Si ahora buscamos nuestra sombra y miramos el cielo a media altura, encontraremos la Polar, y encima en puro equilibrio, haciendo la vertical sobre la cola, Ursa Minor, flanqueada a la derecha por Draco y a la izquierda por Ursa Major.

Quizás con los ojos cerrados lo veamos mejor.

 

El cielo de día de las tardes de octubre

Text en català

Con el Sol en Virgen podemos visualizar fácilmente el cielo de tarde que nos esconde la atmósfera en estas primeras semanas de otoño.

Si miramos hacia el Sol, que está entre el SW y el oeste en el dibujo, encima tenemos Boyero, y entre el Sol y el horizonte, Cuervo y Copa que se ponen pronto, después de Gemelos, Cáncer y la Hidra. A la derecha del Sol, poniéndose, León.

Al sur tenemos de abajo arriba, Escorpión, encima Ofiuco y más arriba Hércules. La Vía Láctea sale por el sur y se va hacia el este, elevándose hacia Cisne que està al este, a media altura.

Es el cielo que tenemos en Lleida y Àger a mediados de agosto cuando nos vamos a cenar.

A la izquierda de Escorpión, Sagitario y más allá Capricornio, los dos bajos. Encima de Capricornio, Águila.

En estas tardes de octubre en el zenit tenemos Boyero y luego Hércules.

La puesta del Sol nos marca la culminación de Lira.

Quizás con los ojos cerrados lo visualicemos mejor.

sol-al-w

El cel de dia de les tardes d’octubre

Texto en castellano

Amb el Sol a Verge podem visualitzar fàcilment el cel de les tardes que ens amaga l’atmosfera en aquestes primeres setmanes d’octubre.

Si mirem cap al Sol, què al dibuix és entre el SW i l’oest, a sobre tenim Bootes, i entre el Sol i l’horitzó, Corvus i Crater, que es ponen aviat, després dels Bessons, Cranc i la Hydra. A la dreta del Sol, ponent-se, Lleó.

Al sud tenim de baix a dalt, Escorpí, a sobre Ofiüc, i més amunt Hércules. La Vía Làctia surt just pel sud i se’n va cap a l’est, aixecant-se cap al Cigne, què és a l’est, a mitja altura.

És just el cel que tenim a Lleida i Àger a mitjans d’agost abans de sopar.

A l’esquerra d’Escorpí, Sagitari i més enllà Capricorni, els dos baixos. A sobre de Capricorni, l’Àliga.

En aquestes tardes d’octubre al zenit hi ha primer Bootes i després Hércules.

La posta de Sol ens marcarà la culminació de Lira.

Potser amb els ulls tancats ho veurem millor.

sol-al-w

El cielo de esta mañana

El Sol está en Virgen, por tanto es fácil visualizar el cielo que nos esconde la atmósfera las mañanas de esta semana de octubre y la siguiente.

sol-al-e

En el dibujo, la posición aproximada del Sol esta mañana. A la derecha, encima del punto SW (que no está marcado), a media altura, vemos Orión y justo encima los Gemelos, y a la derecha de los Gemelos, Auriga. Las dos, Gemelos y Auriga, bastante arriba. Todos irán bajando hacia poniente cuando pasen las horas y suba el Sol.

Delante nuestro, en el sur, de abajo arriba, Popa y la Brújula, y el Can mayor mirando a Orión.

A nuestra izquierda, justo sobre el Sol, muy grande, León.

El León, al avanzar las horas, pasará muy alto por el sur y al mismo momento se irá poniendo Orión.

Cuando Orión se haya puesto y el León haya pasado al hemisferio oeste, por el SE asomará la cabeza el Escorpión. Seis meses de cielo de una sola ojeada.

Con los ojos cerrados quizás se vea mejor.

El cel d’aquest matí

El Sol ara és a Verge, per tant és fàcil visualitzar el cel que hi ha darrere de l’atmosfera als matins d’aquesta setmana de primers d’octubre i de la propera.

sol-al-e

Al dibuix, la posició aproximada del Sol al matí. A la dreta, a sobre del punt SW (que no està marcat), a mitja altura, hi veiem Orió i just a sobre els Bessons, i a la dreta dels Bessons, Auriga. Els dos, Bessons i Auriga, ben amunt. Tots tres aniran baixant cap a ponent quan vagin passant les hores i pugi el Sol.

Davant nostre, al sud, de baix a dalt, Popa i la Brúixola, i el Can major encarat cap a Orió.

A la nostra esquerra, just sobre el Sol, molt gran, Lleó.

El Lleó, en avançar les hores, passarà molt alt pel sud, al mateix moment es pondrà Orió.

Només que Orió s’hagi post i el Lleó hagi passat cap a l’hemisferi de ponent, pel SE treurà el cap l’Escorpí. Sis mesos de cel d’una sola ullada.

Amb els ulls tancats potser ho veureu millor.

M15 a simple vista

Independientemente de si la figura debajo dibujada es el Pegaso de Zeus y Belerofonte o es Ocírroe transformada en Hipe por Artemisa, lo único que sabemos de cierto es que está a punto de comerse el cúmulo globular M15.

6-2-blog-m15-pegas-namibia-600px

En el dibujo superior, con el norte abajo porque está imaginado desde el hemisferio sur, vemos el caballo, o la yegua si era Hipe, rampante o despegando, o quizás golpeando la montaña con los cascos para abrir nuevas fuentes como nos enseñó Hesíodo que hacía Pegaso.

A la izquierda, el Cisne, encima la Flecha, más arriba el Delfín y aún más arriba, en el centro, otro caballo, ahora pequeño, Equuleus, del que no conocemos con certeza si era hermano o hijo de Pegaso.

Si era Celeris, hermano de Pegaso, quizás estaban jugando con el cúmulo, no sería extraño, pues era un potrillo.

Pero también podria ser que M15 fuese el tábano que envió Zeus a picar al caballo para hacer caer a Belerofonte cuando quería subir al Olimpo cabalgando a Pegaso. ¿No sabían que ahí solo pueden acceder los dioses?

Ptolomeo, que conocía bien todas esas historias, ya los situó en el cielo del Almagesto, tanto al caballo grande como al pequeño.

 

La parte interesante de la historia es que ambos caballos nos ayudarán a encontrar M15 a simple vista.

Veamos el dibujo desde nuestras latitudes.

6-2-blog-m15-pegas-ager-600px

En el dibujo de arriba, en la parte inferior izquierda, vemos Pegaso boca abajo. Delante, marcado con un punto amarillo con borde naranja, el cúmulo globular M15. A la derecha de M15, Equuleus. La línea de la cabeza del caballo va hacia M15, pasa por encima de Equuleus y del Delfín y se dirige directamente a M27.

 

Debajo, una ampliación de la cabeza del Pegaso, con las estrellas que hemos de localizar con soltura en el campo: Theta y Epsilon Peg, y Delta y Gamma Equ.

6-2-blog-m15-amb-noms-nord-a-dalt-600px

 

Áger, 30 de septiembre de 2016, 00:10h, 11ºC, 66% de humedad, papeles muy ligeramente húmedos. SQM-L: 21.48 al norte y 21.47 en el zenit. Hoy el cielo no está muy oscuro pero si muy estable.

Tengo el objeto a unos 55º de altura y tiene una magnitud de 6.3. Le dedico más de una hora de observación a simple vista.

Estudio la zona a simple vista durante un buen rato, las magnitudes, las posiciones, defino bien el ángulo formado por Theta-Epsilon y el par Delta-Gamma. Estas dos estrellas, de 4.47 y 4.70, cuando empezamos a trabajar pasan un poco desapercibidas porque la figura de Pegaso devora el resto de estrellas. Cuando ya hace un rato que estamos observando, enseguida las vemos a la primera en el ángulo con centro en Enif.

No he visto nunca aún M15 a simple vista y, como siempre, he de definir la estrategia para garantizar que lo que veo es lo que realmente quiero ver.

Busco la estrella de 6.1 alineada con Theta i Epsilon, y a la mitad de esa distancia más allá de Épsilon, de Enif. Se hace de rogar, sólo la veo en pequeños momentos, pero la veo muy clara, como una finísima marca de aguja, pero relativamente muy brillante. No me puedo equivocar de estrella pues es la única de magnitud seis o más brillante, la siguiente ya es de 7.31.

Pero mientras espero a la estrella ya hace rato que estoy viendo el fantasma, alargado, grande, muy difuminado, muy al límite, con mucho ruido ocular, con visión lateral sube bastante, no demasiado, pero lo suficiente para que pueda apreciar que hay alguna cosa no estelar, la veo nebular, grande y difusa.

Tengo la sensación de que lo veo mucho más grande de lo que debiera, como si estuviese integrando la luz del cúmulo y la de las tres estrellas de campo, de 6.1, 7.31 y 7.62, tras un par de horas largas de adaptación. El cúmulo es 6.3. Supongo que no puedo integrar en el conjunto las estrellas de siete.

 

Debajo, el campo que hemos de conocer bien, un poco girado para facilitar la visualización. Con suma facilidad encontramos Enif (Epsilon Peg) y Baham o Biham (Theta Peg). A partir de estas dos, haciendo una simetría o un triángulo muy llano, buscamos Delta y Gamma de Equuleus. No son tan brillantes pero con la referencia del ángulo las encontramos fácilmente.

6-2-blog-m15-sense-noms-600px

Encima, sobre el lado derecho del ángulo o del triángulo hemos de buscar a simple vista la estrella de 6.1. No hay prisa, si no la vemos sólo hace falta esperar a que se muestre, ya aparecerá. Hemos de esperar a que lo haga unas cuantas veces para ver bien la posición.

6-2-blog-m15-amb-noms-600px

Veo que la estrella está en el extremo de una pequeña nebulosidad muy fantasmal, grande, alargada y muy indefinida, muy al límite de la visión cuando llevo aún poco rato observando.

Cuando llevo un tiempo trabajando, pongamos veinte minutos o media hora con la vista fijada en la zona del objeto, empiezo a ver diferentes estrellas encendiéndose y apagándose en el campo del gran triángulo, todas de hacia seis y de más de seis de magnitud. Pero cerca del cúmulo en este rango sólo está la de 6.1.

Unas veces veo la estrella, otras el fantasma, otras los dos juntos. Cuando es así veo la estrella al SE del fantasma.

La medida es contradictoria, grande y pequeña a la vez, veo el fantasma grande en relación a un diminuto globular. Cuando no veo la estrella quizás veo la nebulosidad y se me hace difícil decir si estoy viendo la estrella o el cúmulo. Me es útil esperar a que aparezca la estrella. Confirmo, a veces veo la estrella y a veces la nebulosidad.

Hay dos estrellas más al lado de M15, una de 7.31 y una de 7.62. No hay de más luminosas cerca del cúmulo, en la zona del fantasma. Si veo la estrella y el fantasma, estoy viendo el cúmulo.

 

Cuando termino el objeto he de recoger porque la noche ha sido extenuante, tengo los ojos muy cansados. Pero ahora que he encontrado una estrategia, encuentro el objeto a la primera sin ningún instrumento, a simple vista.